[…] –          Te has quedado muy callada. –          Es que estaba acordándome de un viaje que hice a Nueva York. Solo a mí se me ocurre irme a Nueva York en pleno invierno y sola. No sabes lo deprimente que puede llegar a ser. Hace un frío…¿Has estado allí? –          No. –          Estaba tan mal […]